Freixenet

1861: De qué forma comenzó todo
La historia de Freixenet comienza en mil ochocientos sesenta y uno, cuando Francesc Sala Ferrés arranca su negocio de preparación y exportación de vino a América. La bodega original, que fue restaurada con cariño por la familia actual, aún el día de hoy genera pequeñas cantidades de cava de forma manual, a la vieja usanza. Leer Más

1889: Una historia amorosa
En mil ochocientos ochenta y nueve, la historia cobra más fuerza con el matrimonio entre Pedro Ferrer y Dolores Sala Vivé, heredera de la reconocida bodega Casa Sala. La sinergia entre la visión empresarial de Pedro y el profundo conocimiento vinícola de Dolores sentó los cimientos de la compañía actual. Juntos tomaron la resolución de pasar de la preparación de vino apacible a la compleja producción del cava conforme el procedimiento tradicional.
1914: El bautismo
¿De qué manera llamarían a este vino espumoso? A Pedro lo conocían como “el Freixenet”, puesto que medró en un viñedo llamado La Freixeneda (fresneda en catalán). El nombre no podía ser otro: Freixenet. Poco podría imaginar la joven pareja que, justo un siglo después, el apodo sería conocido en el mundo entero.
30´s El planeta nos llama
El paso inicial para dar a conocer nuestro cava en el planeta llegó con el desembarco en U.S.A., en los años treinta. Freixenet abrió una sucursal en Nueva Suéter en una demostración de su excepcional visión para la temporada. Pedro y Dolores lo tenían claro: Freixenet había de estar en el mundo entero pues siempre y en toda circunstancia, y en cualquier parte, había algo que festejar.
40´s Dolores acepta el mando
La Guerra Civil de España se llevó las vidas de Pedro y de su hijo mayor, dejando a Dolores y a sus 3 hijas al cargo de la compañía. Fue una temporada bastante difícil en la que Freixenet vio frenado su desarrollo. La presentación del Carta Nevada en mil novecientos cuarenta y uno supuso un nuevo impulso para la compañía. Se trataba de un exquisito y atrayente cava con una propia botella esmerilada, hecho que lo transformó de manera rápida en un icono.

1957: Una nueva unión – de belleza y eficacia
Dolores se jubiló en mil novecientos cincuenta y siete y delegó el mando de la compañía a su cuarto hijo, Josep Ferrer, que, siguiendo la tradición familiar, antepuso la innovación en su administración.
Freixenet se transformó en la primera empresa de España en prensar la uva de forma neumática, fue vanguardista en el empleo de depósitos refrigerados para supervisar la fermentación y líder en la fabricación de su diastasa.
Además de esto, Josep soñaba con la internacionalización, deseaba compartir Freixenet con el planeta. Deseaba poner al alcance de todos nuestros cavas para asistir a festejar los pequeños y grandes instantes de la vida.

70´s Ha nacido una estrella
Todas y cada una de las mejoras efectuadas tuvieron su efecto en lo que sería la nueva estrella de Freixenet: Cordón Negro. Se presentó en mil novecientos setenta y cuatro, en una atrayente y muy elegante botella negra esmerilada que no dejó a absolutamente nadie indiferente. Pronto se transformó en el más vendido del planeta.
80´s El sueño se hace realidad
Merced al duro trabajo de Josep Ferrer, sus hijos y sobrinos, en mil novecientos ochenta el sueño se hizo realidad: Freixenet era el líder mundial de vinos espumosos elaborados siguiendo el procedimiento tradicional.
Hoy: Una celebración de valores familiares
En nuestros días, Cordón Negro y Carta Nevada de Freixenet lideran una gama de cavas que se venden en más de cien países y se realizan en Sant Sadurní d’Anoia. Asimismo realizamos vinos en dieciseis de las zonas más reputadas del planeta, de California a Argentina y de Australia a La Rioja.
La quinta generación está ahora a cargo de la compañía. Y, del mismo modo que a Francesc Sala Ferrés en mil ochocientos sesenta y uno, nos prosigue motivando realizar los mejores vinos. Nos prosigue apasionando descubrir nuevas y mejores tecnologías. Proseguimos respetando a la madre naturaleza, de la que dependemos para la vendimia. Y, lo más esencial, proseguimos comprometidos con conseguir que cada celebración sea todavía más singular que la precedente.

Nuestros cavas:

CORDÓN NEGRO
Este es el cava preferido en el planeta y es conocido por su preciosa y atrayente botella negra. Su aroma fresco, limpio y afrutado va con todo y, como por arte de birlibirloque, da a cada instante ese punto más singular.
CORDÓN ROSADO
El Rosado o bien Rosé es el cava para los que prefieren un espumoso suave, frágil y… ¡rosa!
CARTA NEVADA
Esta dorada botella esmerilada está hecha a la medida para las celebraciones. Un cava tradicional, la perfecta introducción a una de las zonas productoras de espumosos más conocidas del planeta.
Prosecco DOC
Freixenet extiende su dilatada experiencia y prestigio al Prosecco uniendo una calidad superior con una belleza increíble.
Prosecco DOCG
¿Crees en el amor a primera vista? Freixenet ICE Rosé ha llegado para hurtarte el corazón con una nueva y refrescante forma de gozar con estilo de una copa de cava.
FREIXENET ICE
Inspirado en una nueva visión fresca, Freixenet ICE es la nueva forma de gozar de una copa de cava extra refrescante. Creado particularmente para gozarlo en copa balón con grandes cubitos de hielo.
ICE ROSÉ
¿Crees en el amor a primera vista? Freixenet ICE Rosé ha llegado para hurtarte el corazón con una nueva y refrescante forma de gozar con estilo de una copa de cava.
ELYSSIA Pinot Noir
Este premiado espumoso vino rosado tiene un sabor magnífico y un precioso aspecto: nuestra interpretación moderna en el arte de hacer cava.
ELYSSIA Gran Cuvée
El Gran Cuvée tiene un complejo aroma de flores de acacia con un toque de piña y melocotón maduros y un deseable sabor fresco, vivo, a fruta madura: un buen acompañante para pescado, marisco y ensaladas.
BRUT VINTAGE
Es un cava muy singular que solo se realiza en los años de inusual cosecha y es apreciadísimo por los especialistas en cavas espumosos muy secos.