Affligem

Las cervezas Affligem que se comercializan en España son de 3 variedades diferentes, todas y cada una en las cervezas tipo Ale y estilo de Abadía belga. Las cervezas de Abadía belgas son cervezas elaboradas fuera de los Monasterios o bien Abadías, mas siguiendo unas reglas muy estrictas acordadas con la Unión de Cerveceros Belgas, lo que les dejan lucir el logotipo acreditativo diferenciador de estas cervezas, diferente por su parte al de las Abadías Trapistas. Leer Más

Son cervezas producidas bajo licencia por Cervecerías actuales desde recetas que se realizaban en la antigüedad en Abadías de renombrado prestigio, guardándose unos derechos sobre el género de publicidad y marketing que se hace sobre las cervezas, y dedicando los royalties logrados a la restauración de la propia Abadía, obras de caridad, culturales, o bien a cualquier otra organización de carácter social si la Abadía ha dejado de existir.
Las cervezas Affligem tienen su origen en la Abadía del mismo nombre, ubicada a seis km. del pueblo de Opwijk en la presente Bélgica, donde existió desde el año mil setenta y cuatro. Su origen cuenta la historia de leyenda que se debió a la conversión a la orden Benedictina de seis caballeros, dedicados al pillaje, que cuando procuraron atracar a un fraile fueron persuadidos por este de no hacerlo, pasando más tarde a dedicar todos y cada uno de los dineros de sus latrocinios a la fundación de la Abadía.
En sus principios la Abadía se incorpora a la orden Benedictina, mas más tarde se unieron con los Frailes Cistercienses o bien frailes del hábito negro. Como su leimotiv era “Ora et labora”, uno de sus entretenimientos era realizar la cerveza, cuyas primeras referencias datan de mil ciento veintinueve.
Tras múltiples incendios y guerras que destrozaron el Monasterio, y pestes que arrasaron Europa y forzaron a los frailes a abandonarlo, debemos aguardar hasta el año mil ochocientos ochenta y siete, cuando el Monasterio se reconstruye para quedar tal como está hoy día, merced al esmero de jóvenes frailes cisterciences del siglo XIX.
El Monasterio de Affligem, que resistió las 2 guerras mundiales, encargó después al Padre Tobías Vergauwen la creación de una fórmula que garantizara el sabor y la tradición de la cerveza original del Monasterio. De esta forma brotó la ANTIQUA FORMULA RENOVATA, empleada el día de hoy día por el Conjunto Heineken en la preparación de las cervezas Affligem.
Los 3 estilos de cervezas se llaman Blond, Dubbel o bien Tripel, diferenciándose entre ellas por su contenido alcohólico y su color propio. Los ingredientes, iguales para las 3, son todos naturales: agua, malta de cebada, lúpulo, azúcar y la característica diastasa Affligem, capaz de efectuar múltiples fermentaciones hasta llegar al contenido alcohólico de ocho con cinco por ciento en volumen de la Affligem Tripel.
Todas y cada una tienen la última fermentación en la botella conseguida a través de la adicción de pequeñas cantidades de azúcar y diastasa inmediatamente antes del llenado, y dejándolas descansar un par de semanas a veinticuatro grados en una sala caliente, ya antes de su venta. Este proceso aporta un valor diferenciador con respecto a su competencia directa en España, como Grimbergen, que no lo lleva.

En España se comercializan:

Affligem Blond, es una cerveza de color rubio dorado con espuma consistente y aroma fresco de tomate seco y plátano, que acompañan su sabor picante del gas carbónico proveniente de su profunda fermentación y que ayuda a balancear el sabor dulce de la malta y su amargor intenso. Es una cerveza seca, jovial por su desprendimiento progresivo de gas de cuerpo ligero a medio y final alcohólico persistente.
Affligem Dubbel, es una cerveza de color ámbar profundo que se refleja asimismo en su espuma consistente. Su aroma es a malta torrada y su sabor acaramelado, con matices de regaliz. Es una cerveza seca, mas con textura suave, cuerpo ligero a medio y retrogusto final sutilmente ahumado.
Affligem Tripel es una cerveza de mayor contenido alcohólico que las precedentes, que tienen seis,8 por ciento , de color rubio pálido y espuma blanca y consistente, con aroma alcohólico vinoso rico en matices frutales y sabor balanceado de dulce de malta con matices de madera. Es una cerveza seca, jovial, con retrogusto final dulce y alcohólico al unísono.