Grimbergen

La Cerveza Grimbergen brotó de un monasterio fundado por San Norberto en 1128 en la urbe de donde se toma el nombre de exactamente la misma Grimbergen que está situada a unos veinte km de Bruselas, en Bélgica. Leer Más

Historia

Al comienzo esta cerveza era producida por los frailes de la abadía y se reservaba para la clase alta de la sociedad.
La cerveza de abadía Grimbergen brota en el monasterio que creó San Norberto en mil ciento veintiocho en la urbe de la que toma su nombre, Grimbergen, a veinte quilómetros de Bruselas.
Su supervivencia económica, de la misma manera que el resto de los monasterios, se fundamenta en el trabajo en la tierra y de los recursos naturales.
Durante su historia y tras ser destruida en 3 ocasiones por sendos incencios, la Abadía siempre y en toda circunstancia fue reconstruida. Por este motivo el mitológico Ave Fénix reapareciendo de las llamas fue escogido como propio de la abadía y de su cerveza. Este se puede querer meridianamente en la etiqueta así como la historia de leyenda en latín “Ardet nec consumitur” que viene a decir “Quemada, mas no destruida”.
Y semeja que cumple su “eslogan”, perdura y renace con los años puesto que ha sabido amoldarse a los tiempos, a la sociedad y los usuarios de cerveza y ser parte de la gastronomía casando de forma perfecta con infinidad de platos de nuestra gastronomía.

Elaboración

Su preparación se efectúa desde cebada de Gâtinais y una selección de diferentes lúpulos, de donde procede su sabor afrutado.

Descripción

Existen por lo menos seis variedades: Optimo Bruno, Doubel, Tripel, Blond, Goud 8º y La Cuvée de l’Ermitage. La blonde es una cerveza rubia. Tiene una espuma blanca, espesa y con buena adherencia. La Optimo Bruno es la más fuerte de las variedades, es una cerveza torrada con diez por ciento de volumen de alcohol.
Elaboradora: Cervecera Alken Maes (Bélgica)