Freixenet

La compañía procede de la unión de 2 familias con larga tradición vitivinícola: Los Ferrer y Los Sala. Cuando Dolores Sala Vivé, nieta del creador, contrajo matrimonio con Pedro Ferrer Bosch, los dos sentaron, desde la plataforma que les ofrecía la Vieja Casa Sala, las bases de Freixenet, marca natural de los primeros años del siglo veinte.Leer Más

Desaparecido Pedro Ferrer, su viuda, que tenía profundos conocimientos de enología, se puso al frente de la compañía, que encabezó hasta su muerte. Una política comercial activa y también renovadora, tanto por su actuación en el mercado nacional como por su temprana apertura cara el exterior, caracterizó desde el comienzo a la compañía que, en mil novecientos treinta y cinco, ya contaba con presencia comercial en la ciudad de Londres y con una sucursal en New Suéter (Estados Unidos).

Cincuenta años después, esta evocación de apertura impulsaba una trayectoria exportadora de notable éxito: Freixenet ocupa desde mil novecientos ochenta y cinco el primer sitio entre todas y cada una de las compañías del planeta dedicadas a la preparación de vinos espumosos conforme el procedimiento tradicional.