Anís La Castellana

Anís La Castellana es una marca registrada de anís de origen de España, elaborada en Segovia desde el año mil ochocientos noventa y cuatro en la factoría familiar del industrial y financiero segoviano Nicomedes García Gómez. Este licor está elaborado en un destilado de grano de anís y badiana, mezclados con agua desmineralizada, jarabe de azúcar y alcoholes de melaza, y se comercializan 2 variaciones, una dulce con una graduación alcohólica de 35º y otra seca, de 45º. Leer Más

Historia

El empresario Felipe García empezó a destilar anís verde en una pequeña destilería familiar en mil ochocientos noventa y cuatro, y a su muerte, ocurrida en mil novecientos diecinueve, su hijo Nicomedes García heredó la destilería y efectuó numerosas mezclas hasta localizar un anís que se distinguía del resto. En ese instante patentó la marca Anís La Castellana, como su característica botella de vidrio, sus etiquetas y collarines.
A lo largo del trascurso de la Guerra Civil De España la marca empezó una esencial campaña de publicidad. Se posicionó en el bando nacional, al paso que su contendiente, el Chinchón, quedó en el bando republicano; para esto empleó el eslogan «Anís La Castellana, el anís de España». Su campaña se dirigió asimismo a los combatientes, popularizando en los jornales de la temporada diferentes poemas, resaltando el titulado «Para el aguinaldo del soldado», que empezaba calificándolo como el mejor de los licores y acababa invitando a los familiares a que mandasen botellas a los soldados que se encontraban en el campo de batalla.
En los años mil novecientos cuarenta hizo una esencial ampliación de la factoría, y también implantó una red comercial en todas y cada una de las capitales de provincia y ayuntamientos de relevancia. Por último patentó el tapón irrellenable y empezó una campaña de publicidad que logró consolidar la marca como la primera del país, vendiendo más de 7 millones de litros anuales. Entre los años mil novecientos cuarenta y dos y mil novecientos cuarenta y tres la campaña se realizó partiendo del refranero castellano amoldado a la marca, y sus cuñas promocionales en radio dejaron huella en la memoria de múltiples generaciones de españoles, con eslogan como «mucho mejor que el mejor», equiparadas con otras míticas como las realizadas por Cola Cao.
Tras su fallecimiento, ocurrido en mil novecientos ochenta y nueve, las 2 marcas de licores pertenecientes a Nicomedes García (Whisky DYC y Anís La Castellana) fueron adquiridas por el Conjunto Domecq, absorbido en mil novecientos noventa y cuatro por la compañía británica Allied Domecq, entonces Pernod Ricard y hoy en día Beam Global. En nuestros días la marca sigue con su factoría en la provincia de Segovia, situada en Valverde del Majano, en un polígono industrial que lleva el nombre de Nicomedes García.