Grand Marnier

El Grand Marnier es un licor creado en mil ochocientos ochenta por Alexandre Marnier-Lapostolle. Se fabrica desde una mezcla de coñac y esencia destilada de naranja amarga. Tiene un cuarenta por ciento de alcohol (40°) y se fabrican diferentes variedades, la mayor parte de las que se toman como digestible y pueden utilizarse en cócteles y postres. Leer Más

Empleo en cocina

Se emplea en distintos pasteles, como bollos borrachos. Asimismo se utiliza en el postre francés conocido como Bûche de Noël (Tronco de Navidad). Lo incluyen frecuentemente recetas de salsa de arándanos, para contrarrestar el amargor de esta fruta. Es un ingrediente del crêpe Suzette, el suflé Grand Marnier y la crème brûlée.

Cócteles

El Grand Marnier puede emplearse para realizar cócteles como el Sidecar, Dirty Harry, Grand Mimosa, B-cincuenta y dos, Grand Marnier Smash, Grand Smash, Smash Marnier, Bloody Smash, Maced Marnier, Ace Marnier Smash, Frosty Smash, Smace, Grand Hound y Grand Marnier Fireball.

La historia

La historia comenzó en 1827 cuando Jean Baptiste Lapostolle fundo una destilería en Francia que realizaba licores de frutas. En mil ochocientos setenta y seis, es cuando su nieta se casó con Louis Alexandre Marnier que nació la familia Marnier Lapostolle.
El Grand Marnier Cordon Rouge fue creado en Francia en mil ochocientos ochenta por Louis Alexandre Marnier y es identificable por la botella que tiene una forma del alambique de la zona de coñac, su sello y cinta roja.
Su nombre fue sugerido por César Ritz (el creador del conocido palacio Ritz): “Un Gran nombre para un enorme licor”. El licor fue propuesto a los clientes del servicio del palacio como prueba de mucho lujo y refinamiento.
Tras ciento cincuenta años y 6 generaciones– tras su fundación prosigue siendo dirigido y controlado por la familia fundadora: Marnier Lapostolle.