Martini

La bebida universalmente famosa como Martini, es en sí un género de vermut (vermut en francés). Justamente el vermut más esencial y conocido, en todas y cada una partes elaborado por la compañía italiana Martini & Rossi quien le da su nombre. Con sus diferentes tipos y pluralidad de sabores, al instante de meditar en un vermut, pensamos en Martini, razón suficiente a fin de que el día de hoy en ElGranCatador, tengamos el agrado de invitarte a conocer la historia del Martini. Leer Más

El vermut

El vermut es un licor elaborado a base de vino blanco, múltiples substancias amargas y ajenjo. Acostumbra a servirse el vermut como un temtempié o bien un coctel y se distingue en 2 grandes tipos, el blanco y seco, de habitual preparación francesa y el colorado y dulce, de habitual preparación italiana. En su preparación se usan múltiples géneros de yerbas transformándolo en una exquisitez para el paladar y en un licor de diferentes aromas.

Los orígenes del Martini

El Martini es un habitual licor tan originario como representativo de Italia, que, mediante ciento cuarenta años de historia, supo marcar la diferencia. Su nacimiento se remonta a la gloriosa temporada del viejo imperio romano, quién con esmero y esfuerzo fue mejorando la mezcla del vino con yerbas mediterráneas.

Este proceso de mezclado, es de nuevo mejorado transcurrido el tiempo, al cargo de los mercaderes de la Italia de la edad media, quienes, con vinos más refinados, aromas y condimentas volvieron a trabajar en la preparación de este delicioso vermut.

De nuevo con el pasar del tiempo, el Turín (urbe donde se halla la companía Martini & Rossi) del siglo XIX se transforma en el centro de atención culinario de Italia, siendo los autores del llamado temtempié ya antes de las comidas.

El nacimiento de Martini & Rossi

La companía empieza a formarse con las soñadoras ideas de 2 grandes amigos Alessandro Martini y Luigi Rossi. Alessandro era un empresario y el espíritu del proyecto al paso que Luigi era el artesano, el artista encargado de soportar semejantes ideas. Compartiendo la idea de desarrollar un licor que represente a Italia en calidad, sabor, aroma y tradición, el dueto empieza a trabajar.

A mediados del mil ochocientos, los dos se hallaban trabajando en la especialización y venta de vinos, licores y vermut en Turín, dedicándole horas a la preparación de un nuevo producto, un vermut mejorado, con más consistencia y aroma que el normal.

De este modo en mil ochocientos sesenta y tres, Alessandro y Luigi cumplen con su cometido, sacando a la luz y al mercado un nuevo vermut con lo mejor de Turín y con la esencia misma de Italia, el llamado Martini.
Cumpliendo los objetivos
Con la máxima determinación en poner a su Martini en la cúspide del vermut italiano, estos compañeros ahora grandes empresarios tras la gran difusión de su producto, empiezan a participar en todos y cada uno de los concursos internacionales y competiciones posibles para probar lo valioso de su trabajo.

Ya en mil ochocientos sesenta y cinco, el éxito bañaba y empezaba a enriquecer la historia del Martini, cuando en Dublín ganan el primer premio en la competición de bebidas alcohólicas. Mas para mil novecientos doce, Martini ya había ganado trece veces este premio y tenía en su poder más de cuarenta medallas de oro ganadas en competencias de todo el planeta con las cuáles coronar sus victoriosos objetivos cumplidos, con los que coronar su tan apreciado Martini.
En la actualidad, sostiene su tradición y esmero, consiguiendo llegar a la ampliación de su mercado en más de setenta países diferentes.