Riska

Licores Riska es una compañía familiar de más de sesenta años de antigüedad. La compañía empezó su andanza el año 1952 en Marmolejo (Jaén) con el nombre de Hermanos Jurado Rivillas y se dedicaba a la preparación de anís destilado en alambique tradicional de cobre, que en aquellos tiempos se vendía al peso, en garrafas de arroba y media arroba (18 litros respectivamente). Leer Más

Para determinadas fiestas se realizaba licor de café, licor de cacao y otro de fantasía, Licor Marjury, que debía su nombre a las primeras sílabas del pueblo y de los apellidos de las 2 familias que formaban la sociedad. Estos licores se vendían en cajas de madera de doce botellas de litro y de medio litro.

En mil novecientos cincuenta y ocho, Antonio Rivillas Casado, uno de los fundadores se queda con la totalidad de la sociedad y la traslada a Andújar, a la factoría que hoy en día sirve de sede a la compañía, en la carretera de la Estación de la localidad, y empieza a usar la marca RISKA para distinguir los productos elaborados por la compañía. Riska ya tiene el carácter industrial que la caracteriza hoy día.

En mil novecientos ochenta y uno, se crea la comercial Licores Riska sociedad limitada para la distribución de todos y cada uno de los productos de fabricación propia y se amplía el porfolio con la integración de ciertas bodegas de vino más representativas de las diferentes Denominaciones de Origen españolas.

Con el anhelo de asegurar la calidad de los productos y lograr la plena satisfacción de los clientes del servicio, en dos mil tres Riska implanta un Sistema de Administración de Calidad avalado por la rigurosa normativa internacional UNE-EN 9001:2008.

Para la preparación de sus productos, Licores Riska tiene unas instalaciones dotadas de la más moderna tecnología y sometidas a un progresivo proceso de mejora para lograr la preparación de productos de alta calidad.

Entre estos equipos hay que resaltar los de tratamiento de agua, que asegura una potabilidad y calidad del más alto nivel, base indispensable para un buen licor; el sistema informatizado de dosificación, con el que se logra una producción uniforme y sin fallos en los diferentes lotes de los productos y el pasteurizador, incorporado a la línea de embotellado, que garantiza el conveniente tratamiento de los productos elaborados, eludiendo de esta manera los posibles peligros de polución por organismos patógenos.

El proceso de fabricación informatizado, unido a la utilización de productos naturales y materias primas elegidas y contar con de una línea automática de embotellado que evita posibles peligros al no someter los productos a ninguna manipulación, da como resultado productos de enorme calidad. Licores Riska cuenta con extensas instalaciones para el almacenaje de sus productos terminados con lo que se asegura suficiente stock para poder satisfacer las demandas de sus clientes del servicio en un corto periodo de tiempoperíodo de tiempo.

En estos últimos años coincidiendo con la entrada en la compañía de una tercera generación se aprovecha para, en el progresivo proceso de mejora, crear un departamento creativo y de marketing. Se comienza un rediseño del logo, adaptándolo a los nuevos tiempos, del mismo modo que de la gama de productos. Se cambia el embotellado, etiquetado y se introducen al mercado nuevos productos como la Ginebra Premium mil novecientos cincuenta y dos, o bien la Gin Rosa Riska.

Se agrupa la producción, limitando las clases de embotellado, suprimiendo gastos innecesarios en la cadena productiva, dejando proseguir ofertando un producto de la máxima calidad a un costo competitivo y se diversifica el modelo de ventas, que de forma tradicional se había enfocado con exclusividad al ámbito HORECA (HOstelería, REstauración y CAtering) y se amplía al campo de grandes distribuidores de la nutrición, centrando los objetivos en las grandes superficies de nivel nacional y en la expansión a nuevos mercados alén de nuestras fronteras. Instante en el que nos hallamos hoy día afianzando este modelo de negocio.