Licores

Un licor es una bebida alcohólica destilada dulce (o bien seca), de manera frecuente con sabor a frutas, yerbas, o bien condimentas, y de vez en cuando con sabor a crema. De forma más genérica, a veces se emplea la palabra «licor» para referirse a las bebidas alcohólicas destiladas por lo general. Leer Más

Históricamente, los licores derivan de las yerbas medicinales, por norma general preparadas por frailes, como los benedictinos. Los licores fueron hechos en Italia desde el siglo XIII.

Ciertos licores son preparados por infusión de determinadas maderas, frutas, o bien flores, en agua o bien alcohol, aguardiente, alcohol etílico y agregando azúcar, etcétera Otras se hacen por instilación de agentes aromatizados. La distinción entre licor y otras bebidas alcohólicas no es bien simple, singularmente por el hecho de que actualmente muchas bebidas alcohólicas están libres con sabores dulces. No obstante las bebidas alcohólicas con sabor no son preparadas por infusión. El contenido de alcohol no es una característica propia, la mayor parte de los licores tienen menos grados alcohólicos que bebidas alcohólicas como los aguardientes, mas ciertos licores pueden tener hasta setenta grados (como la Centerba degli Abruzzi).

Los licores pueden tomarse solos, a lo largo de o bien tras el postre, o bien pueden ser utilizados en cocteles o bien en la cocina.