Ron Diplomático

La historia de Ron Diplomático se empezó en Venezuela en 1959, con el establecimiento de la destilería donde se generan sus rones. En aquella temporada la destilería pertenecía a Licorerías Unidas sociedad anónima (LUSA), cuyo accionista primordial era Seagram’s Internacional, en ese instante uno de los primordiales productores de bebidas alcohólicas en el planeta. Leer Más

En 2002 LUSA fue puesta a la venta, incluyendo en sus activos la destilería y una marca de ron premium llamada Ron Diplomático, que al comienzo era distribuida solamente en el mercado nacional. Un conjunto de empresarios venezolanos, la mayor parte con una dilatada experiencia en la industria de bebidas alcohólicas, creyó en el potencial de esta empresa. Juntos, decidieron aprovechar esa gran ocasión y también hicieron una oferta para adquirirla. Ese año LUSA se transformó en una compañía cien por ciento venezolana y de propiedad privada, y adoptó su nombre actual: Destilerías Unidas sociedad anónima (DUSA), uno de los mayores productores de ron en Venezuela.
Hoy día Ron Diplomático se distribuye en más de cincuenta países. La marca es portadora de la Denominación de Origen “Ron de Venezuela” y es reconocida como de las mejores marcas de ron del planeta.

CALIDAD

Los rones Diplomático son esmeradamente elaborados desde caña de azúcar de alta calidad, y destilados usando distintos métodos tradicionales. Esto se combina con la experiencia y la excelencia del Profesor Ronero en el arte de la mezcla, para generar los mejores rones.

GENTE

DUSA ofrece empleos sustentables a unos setecientos cooperadores en Venezuela. Nuestra gente es nuestra gran riqueza y de ahí que que ponemos el mayor sacrificio en edificar relaciones perdurables con nuestros empleados y sus familias. Asimismo brindamos apoyo a la comunidad que vive cerca de la destilería por medio de programas sociales y de salud.

MEDIO AMBIENTE

Resguardar el medioambiente es uno de los valores esenciales de la compañía. En dos mil nueve, DUSA recibió la certificación ISO catorce mil uno por su conciencia ambiental. Uno de los primordiales logros fue la creación de un proceso de tratamiento ecológico, que convierte el agua residual en un fertilizante orgánico de caña de azúcar. La destilería asimismo ha desarrollado la capacidad de reciclar el cien por ciento de sus desechos sólidos. Otras ideas corporativas notables incluyen la limpieza de playas y la plantación de árboles.