Santa Teresa

Ron Santa Teresa es una compañía constituida y domiciliada en Venezuela desde el veintitres de septiembre de mil novecientos cincuenta y cinco y se hace cargo de la fabricación, exportación y comercialización de bebidas alcohólicas destiladas, eminentemente ron, en la llamada Hacienda Santa Teresa. Leer Más

Historia:

Originaria del Lejano Oriente, la caña de azúcar llegó a Venezuela con la conquista de España, procedente desde lo que el día de hoy es Rep. Dominicana, quienes la utilizaban para dulcificar sus comestibles y hacer guarapos fermentados, precursores del ron.

Hacienda Santa Teresa:

Ya a fines del siglo XVI se cultivaba la caña en los Vales de Aragua, en el centro-norte de Venezuela, de esta forma en mil setecientos noventa y seis el Conde de Tovar creó la Hacienda Santa Teresa dedicada únicamente a ese cultivo. Años después, el Conde le cedió una parte de las tierras a su hija Teresa, siendo este el origen del nombre de la hacienda.
En mil ochocientos noventa y cuatro la construcción del Gran Tren de Venezuela alcanzó la población local de El Consejo. En mil ochocientos ochenta y cinco Gustav Julius Vollmer Ribas de ascendencia alemana, adquiere la Hacienda Santa Teresa y empieza a amoldarla para generar en mayor escala tras adquirir un alambique de cobre en Europa. En mil novecientos nueve es registrada la marca Ron Santa Teresa y se transforma en la tercera marca comercial más triunfante del país, haciendo que el proceso de modernización de la hacienda siguiera a través de la adquisición de maquinaria, plantas, equipos y tierras hasta el momento en que por último en mil novecientos cincuenta y cinco es creada la Compañía Anónima Ron Santa Teresa, encabezada por Don Víctor Rivas.
Años después, en mil novecientos ochenta y ocho, la compañía decide restaurar la estación del extinto sistema ferroviario con fines meramente turísticos y culturales. Desde mil novecientos ochenta y nueve se comenzaron a ofrecer visitas guiadas en los circuitos de la hacienda en las que se explica a los visitantes sobre lo referente a la preparación del ron y las instalaciones del sitio. Entre sus atracciones se encuentran: La Senda del Ron (donde se hallan la Casa Tovar y el Museo del Ron), la Bodega Privada, el Vivero de Solera, el campo La Guadalupe, la torrefactora de café, los cañaverales, la Cruz de Aragua, la destilería, la planta embotelladora y la Estación de Tren “El Consejo”.1 Además de esto cuenta con paseos a caballo, un Centro de Catado, el Restaurante Zafra Sibarita & Ron y la Bodega Santa Teresa.

Productos:

Para mil novecientos cincuenta y cinco al instante de inaugurarse la C.A. Ron Santa Teresa se presentan al mercado con 3 productos: Carta Roja, Carta Blanca y Popular, mas el éxito concluyentes de la compañía lleva al lanzamiento en mil novecientos cincuenta y ocho de Gran Reserva el que se transformaría en el producto distintivo de Santa Teresa. Entre mil novecientos sesenta y cinco y mil novecientos sesenta y ocho presentan Carta de Oro, Miembro del Senado Plata y Miembro del Senado Oro. En mil novecientos sesenta y nueve comercializan Colonial y después en mil novecientos setenta y cuatro presentan Superior, otro de los productos más reconocidos de la marca. Este último producto realmente se trata de una bebida espiritosa seca con apenas un cuarenta por ciento de ron añoso por volumen.
En mil novecientos ochenta y tres lanzan un producto dirigido al segmento de mayor poder adquisitivo, el Distinguido Ron Extra Añoso, el que consiguió posicionarse en el segmento premium. Los buenos resultados de la compañía en ese ámbito hicieron que se lanzase en mil novecientos ochenta y seis otro producto para esta categoría, el Distinguido Bicentenario.
A comienzos de la década de los noventa, la crisis política y económica venezolana (unido ello a la expansión en el mercado venezolano de los productos alcohólicos importados, eminentemente el whisky) hacen que se comience una nueva etapa en la compañía. De este modo en mil novecientos noventa y seis lanzan Ron Súper Premium Santa Teresa mil setecientos noventa y seis, entonces en mil novecientos noventa y siete un licor de ron y naranja llamado Rhum Orange, con la pretensión de diversificar el mercado. A mediados de dos mil deciden sustituir Carta Blanca por Santa Teresa Blanco y un año después comercializan Arakú, un licor de ron y café. En dos mil dos lanzan Bodega Privada
Sus primordiales contendientes en el mercado venezolano son Cacique, Pampero y Diplomático. Desde dos mil cinco empieza el proceso de internacionalización de la marca.