Bulmers

Bulmers (ojo, la inglesa) La producción de esta sidra se empezó en Clonmel, Co. Tipperary del Sur, en mil novecientos treinta y cinco, por William Magner. En 1937 la compañía de sidra inglesa H.P. Leer Más

Bulmer adquirió una participación del cincuenta por ciento , usando su experiencia para acrecentar enormemente la producción. Tras la guerra, en mil novecientos cuarenta y seis, Bulmer adquirió el sobrante cincuenta por ciento , mudando el nombre a Bulmers Ltd Clonmel. Desde ese momento HP Bulmer sostiene los derechos comerciales internacionales de la marca Bulmers, con lo que las exportaciones se efectúan mediante la compañía matriz y no exportados de manera directa desde Irlanda. No obstante, en mil novecientos sesenta y cuatro HP Bulmer perdió un litigio en los tribunales y se vio obligada a vender Bulmers Clonmel a una compañía contendiente. Desde ese momento las sidras irlandesa y también inglesa se apartaron claramente. En la actualidad la marca Bulmers/Magners, perteneciente al Conjunto C&C, emplea a más de cuatrocientos setenta personas y es una parte esencial de la infraestructura económica de Clonmel.

Bulmers es irlandés de principio a fin. Hecho de diecisiete variedades de manzanas irlandeses y producido en Clonmel, Co Tipperary, lo que lleva de sidra de Irlanda tiene todos y cada uno de los rasgos y la personalidad de una marca icónica. Pese a que jamás va a perder su inherente Irishness, la marca se ha dado un radical cambio de imagen. De la manera en que nuestro producto se hace a mano con la personalidad, Bulmers es cien por ciento de la sidra irlandesa.

Resulta simple distinguirlas: la sidra irlandesa comparte exactamente la misma etiqueta, si bien use las 2 marcas, detallando siempre y cuando es “irish cider” y citando a “Wm. Magner de Clonmel, Irlanda”, al paso que la inglesa prioriza la B de Bulmer en su etiqueta amarilla. Gocemos puesto que de la Bulmer en los 26 Condados y de la Magners en el resto del planeta, en sus diferentes sabores: original, pera y berry.