Reynal

Bodegas Pinord es una compañía familiar que cuenta con larga tradición vitivinícola. En la actualidad, 2 generaciones trabajan de manera conjunta, contando con el incalculable apoyo de grandes profesionales que contribuyen en la preparación y crianza de los vinos y cavas, sin olvidar el cincuenta de cooperadores dedicados en venta y distribución de nuestros vinos y cavas. Leer Más

La bodega, que se erigió en su actual localización, al lado de la estación de tren de Vilafranca del Penedès, prontísimo resaltó por la enorme calidad de sus graneles, que expedía a media España y, contaba aun con una cañería propia que cruzaba bajo las vías para permitir el llenado de cubas en los trenes.

En los aledaños de dicha localidad se hallan los viñedos de nuestros ancestros, los que se han aumentado con el trascurso del tiempo.

Poquito a poco y, desde mil novecientos cuarenta y dos, los primeros vinos comenzaron a ganar nombre y prestigio, y un año tras otro y, generación tras generación, los viñedos familiares han ido creciendo; las variedades autóctonas han evolucionado sensiblemente y, el nombre de la familia se ha ligado al vino del Penedès de una manera inseparable.

En estos instantes, Reynal cuenta con instalaciones capaces de realizar más de 5 millones de botellas por año, mas siempre y en toda circunstancia preservando el sello de producción familiar.

Los Viñedos:

Viticultores por tradición familiar y siendo conscientes de que solo la preparación de uva propia dejará asegurar la calidad de sus vinos, Bodegas Pinord empieza a desarrollar una política de viñas que les lleva a adquirir múltiples propiedades: Costers de Muntanyans y El Serral, que se unen a la de Coll de Bou para poder asegurar sus y exigentes niveles de calidad en la materia prima.

Con este anhelo emprendedor y también renovador, Reynal es vanguardista en los años setenta y ochenta de la adaptación en el Penedés de variedades como el Cabernet Sauvignon o bien el Chardonnay, el día de hoy absolutamente extendidas y reconocidas, a las que pronto se unen asimismo Merlot, Syrah, Pinot Noir, Gewürztraminer,…que, en aquella temporada, eran nombres exóticos y variedades ignotas. Pese a estas variedades foráneas Pinord siempre y en toda circunstancia ha dado relevancia en preservar variedades autóctonas de la zona como son el Xarel·lo, Macabeo, la Parellada, la Garnatxa o bien el Tempranillo de las que el día de hoy tiene viñedos de más de sesenta años.

Bodegas Pinord en los últimos tiempos asimismo ha adquirido nuevos viñedos de diferentes Denominaciones de Origen con el objetivo de ampliar sus productos y ofrecer nuevos vinos y variedades.