Arzuaga crianza

Muchos vinos españoles deben su prestigio, como ocurre en todos y cada uno de los países europeos, al esmero de ciertas familias históricas y de ciertas grandes firmas que han mantenido 2 demandas básicas: calidad y personalidad. Estas firmas familiares han llegado a reunir un patrimonio propio que les deja realizar los vinos “en casa” con todas y cada una de las garantías de control. Leer Más

Y este es el caso de esta bodega ejemplar, Arzuaga Navarro, que desde sus principios a principios de los noventa, realiza cosecha tras cosecha vinos con el sello de la casa y el inimitable estilo de Ribera del Duero.

Historia

La historia de esta bodega tienen un nombre, Florentino, y apellidos familiares, Arzuaga Navarro. Y es principios de la década de mil novecientos noventa cuando Florentino Arzuaga, un amante del vino y la naturaleza, adquiere la finca La Planta, de mil cuatrocientos hectáreas en la localidad valisoletana de Quintanilla de Onésimo, ahora un lujo en plena denominación y Milla de Oro de la Ribera del Duero.

Comienza con la plantación de cepas, al tiempo que empieza la construcción de la bodega y la preparación de vino. La Planta es un sitio donde conviven la vegetación y la fauna de la zona. Una vegetación compuesta de pinos, encinas y sabinas, y una fauna formada por cerdos salvajes y corzos. Esta convivencia es, indudablemente, la constatación del amor que siente la familia Arzuaga por el planeta de la naturaleza.

Resulta pasmante contemplar esta imponente bodega a pie de la carretera C-ciento veintidos, que une Aranda y Valladolid, en el km trescientos veinticinco. La bodega se asienta sobre una superficie de doce.000 m2, de manera perfecta integrada en el paisaje costero del Duero, con campanario incluido, restaurant castellano y un suntuoso hotel y spa de cinco estrellas.

Está rodeada por sesenta y cinco hectáreas de un precioso y cuidado viñedo, al que hay que sumar otras setenta y cinco hectáreas cultivadas en la finca La Planta. Hoy en día el hijo de Florentino, Ignacio, dirige la bodega y el negocio familiar, mientras que Adolfo González realiza la dirección técnica y enológica de la bodega.

Filosofía de trabajo

La máxima atención de Arzuaga Navarro se empieza en el viñedo, pues su premisa es que es imposible hacer un buen vino sin uvas sanas y de calidad. Acá se cuida que los rendimientos sean limitadísimos en sintonía con unos suelos de escasa fecundidad y el duro tiempo castellano, buscando que la producción no sea demasiado alta, puesto que quitaría concentración y calidad al vino.

Los viñedos de Arzuaga Navarro gozan de un tiempo único, donde el día se identifica por un sol limpio, al paso que la noche es fresca y húmeda. Esta combinación climática hace que la maduración de las uvas sea lenta y perfecta, cuyo resultado sea un fruto sano, teñido y azucarado, y con una aromatizada acidez.

Los suelos donde se asienta el viñedo son de escasa fecundidad, y cultivan las variedades Tinto Fino o bien Tempranillo, y las variedades francesas Cabernet Sauvignon y Merlot, y el ochenta por ciento de las viñas superan los veinte años de edad. Para la preparación de determinados vinos, la bodega adquiere uvas de viticultores especialistas, con viñas cuidadas con las demandas de Arzuaga Navarro. Cada viña se vendimia separadamente, por parcelas y conforme una rigurosa selección, y la uva se recoge a mano en cajas de unos quince kilogramos de peso y es transportada a la bodega para su preparación, la que va a pasar por cintas de selección.

Por otra parte, la bodega tiene viñedos fuera de la provincia de Valladolid, específicamente en la localidad de Malagón, en Urbe Real, donde realiza el vino Pago Florentino, hoy en día y desde dos mil nueve calificado con DO Vino de Pago.

Los vinos de Arzuaga Navarro

Los vinos de Arzuaga Navarro forman una enorme compilación, todos ellos con ese inconfundible y también inimitable carácter de la Ribera del Duero.

La Planta se considera el vino joven de la bodega. Está elaborado con cepas de Tinto Fino con más de veinte años de antigüedad, todas y cada una provenientes de la finca La Planta, que da nombre al vino. Efectúa la fermentación alcohólica en depósitos de acero inoxidable donde macerarán en frío y va a tener sitio la fermentación alcohólica a temperaturas controladas entre veintidos grados y veinticuatro grados . La crianza en barricas de roble francés y americano a lo largo de seis meses hace que sea un vino lleno de fruta con madurez y elegancia.El resultado es un vino entero, extenso y lleno, con patentiza de fruta fresca, una excepcional estructura tánica, y una madera suave en la retaguardia que le da dificultad.

Arzuaga Crianza es el navío insignia de la bodega. Se realiza con Tempranillo, Cabernet Sauvignon y Merlot provenientes de la parte más vieja de la finca La Planta; cultivadas a novecientos once metros de altitud en los suelos arcillo-calcáreos, con la roca madre caliza a un metro de la superficie. Efectúa la fermentación alcohólica en depósitos de acero inoxidable, y más tarde recibe una crianza de dieciseis meses en barricas, cincuenta por ciento roble francés y cincuenta por ciento roble americano, lo que hace que sea un vino fino y sutil.

Arzuaga Reserva es la esencia de Ribera. En su gran mayoría procede de las viñas más viejas de la finca La Planta, de las variedades Tinto Fino (noventa y cinco por ciento ) , Merlot (tres por ciento ) y Albillo (dos por ciento ). La selección de los racimos empieza en el propio viñedo, vendimiados a mano en su punto perfecto de madurez en cajas de quince Kg. Después van a pasar por mesas de selección y parte de ellos van a ser despalillados y, así como el resto, encubados en depósitos de madera que se sostendrán en frío unos días para después efectuar la fermentación alcohólica a veintinueve grados . Crianza de veintiseis meses en barrica de roble francés y un pellizco de americano.Es extenso, robusto y lleno, con una buena dificultad frutal que anega el paladar ofertando una sensación de totalidad y profundidad.

Reserva Singular es la expresión del terruño. La uvas proceden de viñedos centenarios, cultivadas en suelos arcillo-calcáreos de forma tradicional. Este conjunto de peculiaridades tienen como resultado rendimientos bajísimos por hectárea. Cautelosa selección de racimos llevada a cabo en la vendimia manual y siguiente encubado sin la utilización de elementos mecánicos. Fermentación alcohólica en cubas de madera y fermentación maloláctica en barricas de roble nuevo francés.Es un vino complejo, donde el matiz condimentado, de fruta madura y de madera, se muestran bien exaltados por una consistente estructura tánica, la que desarrolla un final de boca largo y sabroso, con un buen equilibrio entre sus componentes y una notable fuerza.

Gran Arzuaga es el vino grande de la bodega. Procede de un ensamblaje nuevo, mezcla de Tempranillo y Albillo, originales de cepas más que centenarias de suelos arcillosos colorados y arenas finas con cantillos en superficie, al lado de Cabernet-Sauvignon proveniente de la finca La Planta, con suelos muy calizos prácticamente limitantes para el cultivo de la parra. Las 2 parcelas tienen en común la elevada altitud que está en torno a los novecientos metros. Rendimientos mínimos, prácticamente irrelevantes y un muy largo ciclo vegetativo, hacen que estos viñedos tengan una madurez completa con un equilibrio legendario. Tras un enorme trabajo en la viña, unos factores metódicos expepcionales y estado sanitario envidiable, se hizo un último retoque en la mesa de selección a pie de depósito, y se encuba sin despalillar para el Tinto fino y Albillo en una cuba de madera de trescientos cincuenta y seis cantases. Se maceró unos días a dieciseis grados . Esto deja una fermentación alcohólica muy regular hasta llegar a los veintiocho grados . Con un total de diecisiete días de encubado y pisados diarios, se lleva a barricas nuevas de grano fino de origen francés de los reputados bosques de Bertranges y Chatillonais. Tras la fermentación maloláctica se cuida un envejecimiento sobre sus lías finas para ganar en untuosidad y profundidad. Los veinte meses de crianza generan una decantación natural que deja la no-estabilización a través de procesos físicos ni químicos. Como todo el proceso de preparación, el embotellado se efectúa por gravedad y sin aclarar ni filtrar, lo que deja sostener su estructura y esplendor.

Arzuaga Crianza Ecológico se realiza con uvas provenientes de cultivo ecológico, por ende no se emplea ningún género de herbicida ni materia sintetica. Los viñedos son elegidos por sus peculiaridades a fin de que representen en su conjunto la Ribera el Duero, encontrándose suelos arcillo-calcáreos a muy calcáreos, suelos de gravas con arenas y otros de gravillas con arcillas. Los viñedos se ubican entre los setecientos cincuenta y mil metros de altitud. La preparación del vino ha sido una continuidad del anhelo de no intervención, con lo que la vendimia se hizo en 3 partes, conforme los diferentes suelos iban llegando a la madurez aromatizada. El encubado de la uva fue directo al depósito, sin despalillar, y comienza a fermentar con un proceso lento y sin ningún género de adición. Es un vino con fantásticos aromas a fruta en sazón, lleno de matices y sabores.

Fan D. Oro es un vino blanco sin DO Ribera del Duero. Las viñas que dan origen a este vino están ubicadas en la finca La Planta y en su mayor parte son de la pluralidad Chardonnay vendimiado a mano en su punto inmejorable de maduración en cajas de quince kg, cuyos racimos pasan de manera directa a la prensa por medio de una mesa de selección. Sigue con una decantación natural de una noche y entonado directo a barricas de roble francés con una estancia de doce meses. La fermentación alcohólica se efectúa en este roble nuevo con ligeros bastoneos al final de la fermentación, y se efectúa un solo trasiego a los seis meses para sostener la lozanía y elegancia del vino.

Los vinos de Amaya Arzuaga

La otra heredera de viñedos es la diseñadora Amaya Arzuaga, hija de Florentino y hermana de Ignacio, que se desligó del negocio paterno para transformarse en un referente de la moda nacional y también internacional, mas desde dos mil seis se vinculó nuevamente con la enología familiar y lanzó su botella bajo la etiqueta de Amaya Arzuaga.

Amaya Arzuaga Compilación se realiza desde uvas provenientes de centenarios viñedos prefiloxéricos de la Ribera del Duero situados en suelos de peculiaridades suplementarias: terrenos de piedras areniscas y aluvión complementados con terrenos calizos a elevadas altitudes. Se realizan solo catorce barricas nuevas de roble francés de diferentes bosques. Es un vino muy elegante, profundo, de ataque vivo y fluido, con mucha lozanía y una sensación de equilibrio que te invita a proseguir tomando.

Arzuaga Rosae es la más reciente novedad de Amaya. El rosado de Arzuaga. El viñedo del que proceden las uvas de la pluralidad Tempranillo con el que se realiza este vino, tiene una edad de veinticinco años y está ubicado en nuestra finca La Planta, situada a 911m de altitud. La primera recolección de las de Tempranillo del año va dirigida a la preparación de este vino; esta vendimia precoz deja lograr una gran parte de las peculiaridades organolépticas que tiene el vino. Toda la vendimia se efectúa de forma manual, a fin de que la uva llegue entera a bodega, donde tras una estricta selección, se prensa esmeradamente para extraer solamente el color requerido. Todo ello a temperatura no superior a 12º C, que se preservará en la propia fermentación, tras la que el vino hace una decantación natural por frio y se embotella, para preservar su lozanía y viveza.