Bodega Estefanía

Estefanía lleva el nombre de la abuela de sus dueños, los hermanos Frías, fundada en mil novecientos noventa y nueve. Sin embargo, las conexiones de la familia con la viticultura se remontan a mil novecientos veinte, cuando el abuelo, Sebastián, plantó mil quinientos cepas en la zona de Toro. Leer Más

No obstante, abandonó su cultivo y se trasladó a Burgos, y a principios del nuevo milenio la tercera generación apostó fuerte por el Bierzo y la pluralidad Mencía, y se adentró en el mercado con la gama Tilenus, que cuenta hoy en día con 6 etiquetas diferentes, cada una con su personalidad y con el sello del polifacético enólogo berciano Raúl Pérez.

Desde un inicio, esta pequeña bodega apostó por realizar vinos varietales con personalidad, que fuesen capaces de trasmitir la esencia de los viñedos viejos del Bierzo.

Su primordial marca, Tilenus, nació desde el nombre del dios primitivo “Teleno”, dios celta de la guerra y que asimismo equivale al dios romano Marte. De esta forma, con el nombre de Tilenus se ha perseguido rememorar aquella temporada dorada de la era romana en el Bierzo, donde se empezó a explotar el yacimiento aurífero de las Medulas, y de esa temporada queda grabada en las etiquetas de sus vinos una moneda romana, que fue encontrada en uno de los viñedos.

En dos mil catorce la Bodega Estefanía entra a ser parte de MGWines Group. La historia de MGWines Group es una historia de unión. Una unión entre múltiples bodegas cuya razón de ser radica en la devoción por todo cuanto rodea al planeta de vino. Su dedicación por sacar la mejor esencia de la uva hace que MGWines Group esté formado por bodegas y viñedos llenos de peculiaridad y emoción. Tras cada una de las bodegas que forman una parte de MGWines Group hay familias que tienen una historia única que contar. Luis Miñano San Valero, empresario de la provincia de Alicante, es el propulsor de esta idea. De espíritu renovador y incesante, y apoyado por su familia, ha creado un nuevo término de negocio, que radica en visionar con perspectiva el planeta del vino y delimitar la peculiaridad de cada una de las bodegas que forman MGWines Group. Estos factores han dado a luz a un conjunto diferente y único de bodegas que procuran la excelencia y que apuestan por respaldar las distintas variedades autóctonas de las distintas zonas. Hoy día, MGWines Group está integrado por 4 bodegas de carácter mediterráneo que pertenecen a diferentes Denominaciones de Origen: Bodegas Lavia con DO Bullas, Bodegas Sierra Salinas con DO Alicante, Bodega Casa Corredor con DO Tierra de Castilla y Bodegas Estefanía con DO Bierzo, y que conforman en su totalidad ciento ochenta hectáreas de viñedos. La Dirección de MGWines Group establece, declara y acepta el compromiso permanente con la calidad, la seguridad alimenticia, el respeto al medioambiente en el marco de la sostenibilidad y responsabilidad social cara las partes interesadas, en el normal desarrollo de sus actividades.

Historia de la bodega

Bodegas Estefanía es una bodega muy singular que nació en mil novecientos noventa y nueve cuando la familia Frías decidió recobrar una vieja lechería ubicada en la pedanía de Dehesas, en Ponferrada (León). En este val flanqueado por montañas entre León, Galicia y Asturias, la bodega cuenta con cuarenta hectáreas de viñedo con cepas prácticamente centenarias de Mencía, en suelos mayoritariamente minerales y arcillosos en los vales y aluvión con conglomerados en el área de Valtuille de Arriba y Pieros, en una zona marcada por un tiempo continental, que guarda un equilibrio de humedad merced al tiempo atlántico proveniente de Galicia, y el seco, originario de Castilla y León. Entre esas plantaciones se halla un viñedo ecológico de Mencía en Arganza, entre quinientos cincuenta y seiscientos cincuenta metros de altitud, un paso más en ese respeto por el terreno que empapa la filosofía de la bodega. Asimismo disponen de un viñedo viejo de prieto picudo, uva autóctona leonesa, ubicado a ochocientos treinta y seis metros de altitud y sobre un lecho arcilloso arenisco, en la localidad de San Román de los Oteros.

Bodegas Estefanía dispone de una planta de preparación que ha sido construida combinando materiales como la pizarra, la piedra y la madera, encomiando la arquitectura tradicional de la zona. Cada fase del proceso de preparación ha sido preparado de una determinada forma, cuidando la temperatura, la humedad y la iluminación. Es moderna, con equipos que disponen de las últimas innovaciones tecnológicas que dejan, desde una evaluación anterior de la madurez de la uva para confirmar el instante perfecto de la vendimia, hasta un control pormenorizado de cada una parte del proceso de preparación y cualquier otro detalle que pueda favorecer la idea de vinos de calidad con una producción limitada. En el caso de la sala de barricas, la bodega dispone en torno a mil barricas bordelesas, elaboradas por las más reputadas firmas de artesanos toneleros, en su mayor parte de roble francés.

Filosofía de trabajo

El terreno tan singular que rodea a la bodega y la antigüedad de las cepas hace que la vendimia se realice a mano, controlando con mucho cuidado el grado de azúcar de las uvas, el control de índice de polifenoles y el color, entre otras muchas variables. Es una vendimia muy costosa, pues no hay espacio suficiente entre las cepas para efectuar este proceso de forma mecánica y los desequilibres del terreno son muy pronunciados. Ello hace que cada cepa tenga un desempeño limitado que se ubica de manera frecuente bajo los uno con dos kg por planta, siendo esencial seleccionar cada grano de uva con el mayor de los detalles. Esa vocación artesanal y de respeto por la tradición es la que ha querido sostener Bodegas Estefanía para sus vinos, tratando con el máximo respeto el viñedo para conseguir siempre y en todo momento la mejor uva posible.

Los vinos de Bodegas Estefanía

A continuacion presentamos los vinos de Estefanía que podéis hallar en Decántalo:

Tilenus Godello se realiza la uva Godello de 2 parcelas en Villafranca del Bierzo y Villadecanes. Fermentado a baja temperatura, la mitad en depósito y la otra mitad en barrica. Es un vino graso, con estructura, aromas de fruta madura y cítricos, fresco, extenso.

Tilenus Vendimia es un varietal de Mencía de veinte a cuarenta años de edad, sobre suelo arcillo-calcáreo, entre quinientos y setecientos metros. En nariz presenta una extensa gama aromatizada resaltando las frutas silvestres, (frambuesa, fresa y cereza) del mismo modo que notas florales. En boca se complementan la untuosidad y la lozanía propia de la Mencía, todo ello sostenido por una fina estructura tánica.

Tilenus Roble se realiza con cepas de Mencía entre cuarenta y sesenta años, y pasa por barrica entre ocho y doce meses. Es un vino fresco, atlántico, lleno de fruta y muy elegante, fino, adictivo. En nariz hay mucha fruta roja, frambuesa, fresa… y en boca mucha lozanía, con un tanino finísimo.

Tilenus La Florida es un cien por ciento Mencía proveniente de La Florida, un viñedo viejo con sesenta a ochenta años, ubicado en pendiente y suelo arcilloso. Recibe una crianza en barrica francesa entre doce y catorce meses. Presenta aromas de frutas rojas, condimentas y toques ahumados. Untuoso en boca, fresca carnosidad y conjunto muy equilibrado.

Tilenus Pagos de Posada asimismo es un varietal de Mencía procedente del pago La Posada, con cepas de ochenta-noventa años. Fermenta con un porcentaje de rasguño en fudre abierto y avejenta entre doce y dieciocho meses en barrica de roble francés. Es complejo, bien elegante, fresco, con notas ahumadas y de sotobosque. Es fresco y muy elegante, con un tanino pulimentado que le proporciona un largo y sedoso paso.

Tilenus Pieros nace de una selección de cepas viejas de Mencía, con más de 100años, en la colina de Pieros, en pendiente, con suelo arenisco. Una parte de la uva se realiza con arañazo para lograr lozanía y dificultad. Recibe una crianza en roble francés a lo largo de dieciocho-veintidos meses. Es un vino de gran dificultad y profundidad olfativa con exuberancia de notas minerales y fosfóricas, de condimentas y yerbas aromatizadas. En boca es maduro, pomposo, muy expresivo y con un final potente y aromatizado en el blog post-gusto. Vino de guarda con una genial evolución.