Condado De Haza

Condado de Haza es una bodega de excepcional calidad propiedad de Alejandro Fernández, tiene un total de doscientos ha. el nombre se refiere a la población de Haza cercana a la bodega, todo el proceso pasa en la bodega. Tiene suelos diversos: Grava, arcilla y yeso. Los vinos se embotellan tras la fermentación y quince meses de reposo. Cuando la agregue es buenísima se reservan las uvas más maduras para someterlas a un reposo de treinta meses. Leer Más

Historia

Su historia se remonta a mediados de los años ochenta, no siendo hasta mil novecientos ochenta y nueve cuando se pudieron plantar las primeras ochenta hectáreas.

La finca cuenta con un mantón progresivo de cerca de doscientos hectáreas de geniales cepas de Tempranillo. A riberas del río Duero, una tierra transformada en mítica, y al lado de álamos, sauces y alamedas, medran los viñedos de Alejandro Fernández desde el año mil novecientos ochenta y siete.

Tuvo que aguardar hasta mil novecientos noventa y tres a fin de que Condado de Haza fuera una finca completa, independiente, en la que todo el proceso de la cepa a la botella transcurre de puertas adentro.

Para facilitar el trabajo y mejorar sus vinos la estructura de esta bodega se diseñó perforando un cerro, a fin de que las naves de crianza donde duermen tres mil barricas nuevas, y el botellero, en un túnel de doscientos m. de longitud excavado a prácticamente treinta m. bajo el viñedo, sostengan naturalmente las condiciones de temperatura y humedad ideales para la conservación del vino.

Vinos que impresionan

De agosto a octubre llega la Vendimia. Los pámpanos se han vuelto amarillentos, al pasar su vigor a los racimos. Es el instante de que el hombre siga, en la bodega, la tarea de la Naturaleza.

D.O. Ribera del Duero

Tienen el carácter y la fuerza de esta tierra -de la Tinta del País -la Tempranillo- y de la sabiduría y experiencia de su autor. El resultado, en la copa, conserva la delicia de la fruta madura y la elegancia y la profundidad de una equilibrada madera.