Ebeia

Bodegas y Viñedos Juan Manuel Burgos es una pequeña empresa familiar que se dedica a la preparación y crianza de vino en la Ribera del Duero, precisamente en la zona de Fuentelcesped. Su dueño Juan Manuel Burgos, labrador viticultor, es el que está consiguiendo con ganas y mucho esmero que la ilusión de sus ancestros se haya hecho realidad: realizar vino para venderlo a nivel del mundo. Leer Más

En nuestros días trabajan unas veintisiete hectáreas de viñedo de la pluralidad “Tinta del país”, más famosa como “Tempranillo”. Utilizan productos naturales para tratar las viñas como: la ortiga, espliego, valeriana, etc. El terreno en ciertas zonas es arenisco, existiendo viñas de ya antes de la filoxera, y zonas más pedregosas o bien rocosas.

Nuestros Vinos

Bodegas Portia es la bodega más icónica de Ribera del Duero, un vínculo perfecto entre enología y arquitectura, una unión estratégica que da el sitio ideal en el que crear vinos únicos y diferentes, donde se trabaja con una equilibrada técnica y un toque artístico.

Fruto de ello son unos vinos singulares, herederos de los valores del Conjunto Faustino (orgullo por la tradición y apuesta incesante por la innovación, respeto a la naturaleza y el medio ambiente, amor por la tierra y el viñedo), y la vocación de aproximar arquitectura y enología mediante una experiencia única.

Nuestros Viñedos

Donde todo empieza.
El viñedo es el origen de nuestros vinos. Bodegas Portia tiene ciento sesenta hectáreas en la zona de Roa, Gumiel de Izán, Villanueva y Gumiel de Mercado. En el corazón de la Ribera del Duero. La tierra es la esencia, tierra en la que nacen nuestros vinos, vinos con carácter y personalidad. Tienen un perfil aromatizado intenso y tonos violáceos, en boca son untuosos y suaves a consecuencia de su tiempo extremo con heladas otoñales e inclusive vernales, y también inviernos crudos y largos.

Y entre nuestros pagos resalta un viñedo inusual Finca La Encina, en Gumiel de Mercado, en el “Triángulo de Oro” de la Ribera del Duero. Ubicada en una ladera con una genial orientación norte-sur, a una altura de más de ochocientos cincuenta metros y dedicada solamente a la pluralidad Tempranillo. En ella se efectúa una agricultura sustentable, con un respeto absoluto a la naturaleza, siendo la propia tierra la que nutre a la parra.