Marques De Riscal Reserva

Charlar de la bodega Marqués de Riscal significa charlar de prestigio, innovación, inconformismo y calidad. Valores que se han presentado siempre y en toda circunstancia unidos desde 1858, año de su fundación. Leer Más

Nos hallamos frente a la bodega más vieja de la D.O. Rioja, indispensable en el nacimiento de la D.O. Rueda y indudablemente, una de las más atrevidas y vanguardistas en su forma de comprender el ámbito vitícola.

Charlar de la bodega Marqués de Riscal significa charlar de prestigio, innovación, inconformismo y calidad. Valores que se han presentado siempre y en todo momento unidos desde mil ochocientos cincuenta y ocho, año de su fundación.

Nos hallamos frente a la bodega más vieja de la D.O. Rioja, indispensable en el nacimiento de la D.O. Rueda y indudablemente, una de las más atrevidas y vanguardistas en su forma de comprender el campo vitícola.

HISTORIA DE LA BODEGA

La historia de la bodega Marqués de Riscal empieza a dar sus primeros pasos en el año mil ochocientos cincuenta y ocho, cuando el Marqués, residente en Burdeos en aquella temporada, recibe el encargo de instituir las técnicas bordalesas en la Rioja.

Un par de años después, el proyecto de la bodega Marqués de Riscal se transforma en realidad y da inicio un viaje en la busca de la perfección del vino que prontísimo empieza a conseguir los primeros encomios, como el Diploma de Honor conseguido en mil ochocientos sesenta y cinco en la Exposición de Burdeos, que transforma a la bodega Marqués de Riscal en la primera bodega no francesa en conseguir tan apreciado distinción.

Ya en mil novecientos setenta, Marqués de Riscal, transformada en referente riojano desde hacía más de un siglo, vuelve a hacer gala de su espíritu trasgresor trasladándose hasta la zona de Rueda, de forma tradicional asociada a los vinos dulces y amontillados, para empezar la preparación de vinos blancos jóvenes y frescos. Los resultados no tardaron en llegar, y los geniales blancos logrados motivan el desembarco de otras bodegas a la zona, transformando a la bodega Marqués de Riscal en la pieza clave del nacimiento de la Denominación de Origen Rueda en mil novecientos ochenta.

Desde ese momento, y hasta el día de hoy, la bodega Marqués de Riscal se ha mantenido siempre y en toda circunstancia leal a esta visión renovadora. Claro ejemplo de la filosofía Marqués de Riscal lo hallamos en la trasgresora arquitectura de la nueva sede bodeguera, desarrollada por el arquitecto técnico Frank Gehry en dos mil siete.

FILOSOFÍA DE TRABAJO

Hoy día, la Marqués de Riscal cuenta con mil quinientos hectáreas de viñedo, seiscientos de las que en propiedad, donde se cultivan las variedades tempranillo, graciano, mazuelo y cabernet sauvignon.

Uno de los factores clave en la calidad de los vinos de la bodega radica en el esmerado proceso de selección de la uva. No es casualidad, puesto que, que la bodega Marqués de Riscal fuera una de las vanguardistas en la implantación de mesas de selección manual de uva, como tampoco la temprana adopción de las más avanzadas tecnologías de control de la vinificación.

VINOS DE LA BODEGA MARQUÉS DE RISCAL

Gozar de un vino tinto Marqués de Riscal es homónimo de tomar Rioja. El resultado del esmero de la bodega se traduce en la preparación de unos vinos originales, frescos, equilibrados y simples de tomar. Todo un caso de la tipicidad de esta denominación.
Desde el navío insignia de la bodega, Marqués de Riscal Reserva, un tradicional riojano lleno de elegancia, hasta joya tan exclusivas como Marqués de Riscal Frank Gehry Selection, el mejor vino de España conforme la Guía Repsol dos mil nueve.