Matsu

Amparada por la D.O. Toro surge la Bodega Matsu. De la mano de José Miguel Arambarri y Raúl Acha nace un proyecto de viticultura biodinámica y sostenibilidad que da sus frutos en la trilogía de Matsu, El Zorrillo, El Robusto y el Viejo, aparte de una edición singular, el Matsu dos mil seis. Leer Más

Cuidado máximo de la tierra, buen hacer en la bodega y la sabia espera sintetizan su filosofía.
Bodegas Matsu destina el 0,7 por ciento de sus beneficios a proyectos medioambientales.

Viñas

De entre los viñedos de excepcional calidad de la D. O bien. Toro, el enólogo Raúl Acha ha elegido genuinas joyas centenarias o bien prácticamente centenarias de las que se consigue una uva de una gran calidad. Son viñedos de la pluralidad Tinta de Toro, con entre ochenta y cien años de antigüedad y bajísima producción por cepa. Están ubicados en terrenos muy pobres y cultivados conforme la tradición de la zona de no interferir en los procesos naturales y continuar los tiempos que marca la naturaleza usando, en mucho caso, técnicas próximas a la viticultura biodinámica.
Los suelos sobre los que se asientan estos viñedos están formados por sedimentos de areniscas, arcillas y pudingas calizas pliocénicas. La altitud cambia poco en todos y cada parcela, todos y cada uno de los viñedos se ubican entre los seiscientos cincuenta y los setecientos treinta y cinco metros, en los terrenos ondulados que caracterizan esta zona.

La tinta de toro

La Tinta de Toro es un género de uva Tempranillo, en verdad, se la conoce asimismo como la Tempranillo de Castilla. Aporta una gran personalidad al vino, gran color y buquet delicioso. Es una uva de gran finura y muy aromatizada, con un color rubí muy propio y con escaso nivel oxidativo, lo que da un largo envejecimiento a los vinos.
Los vinos de la D. O bien. Toro han tenido siempre y en todo momento fama de vinos densísimos, fornidos y potentes, de los que prácticamente pueden masticar. Son peculiaridades que aporta la pluralidad Tinta de Toro, que, no obstante, es capaz, sin llegar a perder esta potencia, de desplegar una elegancia suave y reservada, cara la que, en los últimos tiempos, han tendido los vinos de la D. O bien. Toro, adaptándose a los gustos de los nuevos usuarios.

La DO Toro

Si bien la Denominación de Origen Toro es reciente (la terminante se logró en mil novecientos ochenta y siete), la tradición vitivinícola de la zona se remonta a ya antes de la temporada romana, y continua siglos después. Conforme explican desde el Consejo Regulador, de Toro eran los vinos que participaron en el descubrimiento de América, dada su “capacidad para preservar la alta graduación durante la travesía”.

La denominación está ubicada al sureste de la provincia de Zamora, y engloba términos municipales de Zamora y ciertos de la provincia de Valladolid.

Toro es una zona con condiciones muy convenientes para conseguir una uva de genial calidad. La primera de ellas es el tiempo, continental con repercusión atlántica, es un tiempo seco, con muchas horas de sol y friísimo en invierno. Los cambios de temperatura son extremos, con temperaturas de hasta once grados en negativo en invierno y hasta treinta y siete grados en verano. Asimismo entre el día y la noche hay contraste de temperatura, algo que favorece mucho la maduración inmejorable de la uva. Además de esto, las lluvias son escasísimas, lo que reduce el peligro de aparición de ciertas enfermedades, y da como resultado uvas en perfectas condiciones sanitario.

Los Vinos

Los vinos de Toro se han caracterizado siempre y en todo momento por la gran potencia y personalidad de la Tinta de Toro, una pluralidad de la que Raúl Acha, enólogo de Vintae, pretendía extraer además de esto una elegancia y suavidad que dejara gozar de estos vinos a un público considerablemente más extenso.
El reto era realizar vinos de Toro que conservaran la potencia tradicional de la zona, aunándola con la suavidad y elegancia que se amolda a los gustos del consumidor actual.

Preparación

Tanto en el instante del cuidado de la viña, como a lo largo de la preparación del vino en bodega, Matsu prosigue la filosofía de respeto a los procesos naturales, se trata de intervenir lo mínimo posible de una manera externa.

La vendimia de la uva con la que se realizan los vinos de la compilación Matsu se efectúa a mano y siempre y en todo momento en el instante perfecto de maduración, controlado por el equipo de Vintae. La uva se traslada a la bodega en cajas y pequeños remolques.

La fermentación de los vinos de la compilación Matsu se hace en depósitos de hormigón de quince litros de capacidad que disponen de control de temperatura, algo fundamental para eludir que se excedan los veinticuatro grados y conservar de este modo la fruta y la lozanía que caracterizan a estos vinos.

La fermentación maloláctica de los vinos de Matsu, de la misma manera que la crianza, se hace en barricas de roble francés. Todo este proceso se hace en el espacio que Vintae tiene alquilado en las instalaciones de la cooperativa Covitoro. En ningún caso los vinos de Matsu pasan por ningún proceso de filtrado ni clarificado a través de métodos violentos.

Origen

La zona de Toro tiene 2 ingredientes que siempre y en todo momento han llamado mucho la atención del equipo técnico de Vintae. Por una parte, es una zona en la que hay una tradición de no interferir demasiado en el viñedo, y por otro, existen viñedos viejos de excepcional calidad.

Las condiciones climáticas, con poquísima humedad y los suelos areniscos hacen que no haya tanta necesidad como en otros lugares de aplicar tratamientos químicos para eludir enfermedades. Tal vez esto ha contribuido a esa tradición de respetar los tiempos y dejar que la naturaleza juegue su papel, aun habitualmente hay una apuesta decidida por los vinos ecológicos y por la agricultura biodinámica. Esta filosofía cuadra de manera perfecta con la del equipo técnico de Vintae, con Raúl Acha a la cabeza, y es uno de los factores que contribuyó a que fijase su atención en la zona de Toro.

Con lo que, persuadido, por una parte por la filosofía de respeto a la naturaleza, y muy atraído por viñas que eran genuinas joyas, Raúl Acha comienza un viaje para elegir viñedos con los que añadir los vinos de Toro al porfolio de Vintae.