Mo Salinas Monastrell

Fue en dos mil seis, tras 5 años de preparación, cuando el proyecto de Bodegas Sierra Salinas se transformó realmente con la inauguración por la parte de la familia Castaño de una bodega que es leal reflejo de la tecnología.Una tierra única y un sitio privilegiado son los aspectos que hacen que Bodegas Sierra Salinas sea una de las bodegas con uno de los paisajes más dulces del sudeste de España pasando en el año dos mil trece a ser propiedad de MGWines Group. Leer Más

Este privilegiado emplazamiento hace que la construcción de la bodega sea un fabuloso mirador donde los amantes del vino quedan embelesados por la belleza paisajística de la zona.

Unas instalaciones nacidas de la innovación y la tecnología

El factor diferencial de Bodegas Sierra Salinas es su proceso de preparación y la peculiaridad de su edificio, el que está desarrollado para aprovechar la gravedad en el trasiego del vino, sin precisar bombas eléctricas.

Además de esto, su sala enterrada de barricas de roble francés, dejan conseguir un aislamiento térmico natural, lo que provoca la creación de vinos muy singulares.

Viñedos con personalidad propia

La bodega se halla en Sierra Salinas, de ahí su nombre, un entorno privilegiado bañado por paisajes de incomparable belleza. La bodega está rodeada de un total de noventa y dos hectáreas en las que almendros, olivos y viña conviven en armonía en las laderas que están situadas a seiscientos cincuenta-seiscientos ochenta metros sobre el nivel del mar.

El día de hoy se destinan al cultivo de la viña cincuenta y dos hectáreas, de las que cuarenta y dos lo son de uva monastrell en vaso con edades de más de treinta años y diez hectáreas de Cabernet Sauvignon, Alicante Bouschet y Petit Verdot, plantadas en sistema de espaldera y vaso.

Vinos únicos, sabores increíbles

Esta serie de innovaciones deja que Bodegas Sierra Salinas genere vinos muy exclusivos y unidos a una genial calidad, donde el amante del vino va a poder querer sabores y aromas únicos. mil doscientos treinta y siete, Mira Salinas, Mo Salinas, y su Puerto Salinas en su pluralidad blanca y tinta son ejemplos de vinos complejos, frágiles y de sabores geniales.
Vino MO Salinas Monastrell. De un colorado intenso, con ribete morado y capa media. Aromas a frutos colorados frescos, con ligeras notas condimentadas y recuerdos de panadería. En boca es suave, notas de jugosa fruta roja, con buena estructura y final largo de tanino y acidez equilibrados y agradables.