Muruve

Desde hace muy largo tiempo la familia Frutos Villar ha estado vinculada a las viñas y al planeta del vino, mas fue a principios del siglo veinte cuando esa vinculación se acentúa empezando una andanza empresarial por el vino, contratando y vendiendo vino de la zona de Toro a nivel local. Con ese espíritu emprendedor y vanguardista, nos adelantamos a las Denominaciones de Origen, y creamos en mil novecientos veinte una bodega en Toro, nuestra primera bodega. Leer Más

Tiempo después y con exactamente la misma iniciativa y vocación de progreso y renovación, edificamos, en mil novecientos sesenta, otra bodega en Cigales.
En todo ese tiempo hemos tratado de crear y cuidar el producto que salía de cada una de ellas, el vino, tratando de marcar en él nuestra personal forma de comprenderlo.
Llegado el instante de la consolidación de las Denominaciones de Origen la familia Frutos Villar adquiere en mil novecientos ochenta y ocho una bodega en Ribera del Duero, Bodegas Santa Eulalia.
En un empeño por englobar las diferentes denominaciones que ofrece Castilla y León, sin dejar por este motivo de generar asimismo grandes vinos de viñedos propios no acogidos a Denominación de Origen alguna, Bodegas Frutos Villar empieza en mil novecientos noventa a comercializar vinos de la D.O. Rueda.
Con esto hemos sido capaces de crear nuestros vinos en 4 de las 9 zonas de calidad reconocidas en el mapa vinícola de Castilla y León.

Los Viñedos

En una incesante preocupación por la calidad de nuestros caldos, se adquiere en Cigales cien hectáreas de viñedo, donde además de esto un conjunto distinguido de viticultores de la zona aporta el resto de la uva precisa tras pasar un control pormenorizado por la parte de nuestra bodega.
Los caldos producidos en la Ribera del Duero proceden de doscientos hectáreas de viñedo meticulosamente escogido, pertenecientes a cincuenta y uno viticultores alentados en participar en el proyecto de Ribera del Duero de la familia Frutos Villar.
La centenaria experiencia en la zona de Toro así como el ahínco, dedicación y el buen hacer de Frutos Villar se ha visto retribuida con la lealtad de los viticultores de la zona poseedores de viñedos de mayor calidad que, al lado de las ciento quince hectáreas propias, aportan la materia prima precisa para realizar lo mejor de esta tierra.
Villalpando ha sido escogida para adquirir ochenta hectáreas de viñedo y crear la finca Don Frutos, que servirá para realizar un vino de enorme calidad y fuerte personalidad, pese a no estar adscrito a ninguna Denominación de Origen.
Nuestra inquietud nos lleva a invertir tanto en activos tecnológicos como en la adquisición de viñedos, para de esta forma ir superando un año tras otro y satisfacer las necesidades de nuestros clientes del servicio más exigentes.

Bodega Muruve

Los vinos de Toro cuentan con una muy antigua tradición. Sus orígenes son precedentes aun al asentamiento de los romanos en la zona.
Desde siempre y en todo momento han sido vinos de enorme calidad, apreciadísimos. En la Edad Media, por su excepcional calidad, se le concedió privilegios reales que dejaban su comercialización en urbes donde la venta de otros vinos estaba prohibida.
De esa tradición en la preparación de vino han ido tomando generación tras generación, de esta forma hoy día se realizan genuinas maravillas en la zona.
Frutos Villar fue la primera bodega en asentarse y comercializar vino de Toro, cara mil novecientos veinte.