San Jamon

La historia de San Jamón empieza en Villalpando, un pequeño pueblo de la provincia de Zamora. La familia Cepeda, se ha dedicado a la agricultura y ganadería desde hace más de cien años. En un comienzo los cerdos ibéricos de la familia eran vendidos a diferentes empresas chacineras de la zona de Guijuelo y Extremadura, estos cerdos eran apreciadísimos puesto que de ellos se conseguían jamones y paletas de mucha calidad. Leer Más

San Jamon es de las pocas empresas familiares del ámbito del ibérico, que controla todo el proceso de cría. En nuestra granja nacen y se engordan los cerdos.

Corría el año dos mil siete, cuando a Miguel Cepeda ( hijo) de veinticinco años, harto de vender sus cerdos a terceros y apenas conseguir rentabilidad, se plantó ante su padre y le afirmó que el futuro de esa granja pasaba por hacer su producto, y ofrecérselo a todo el mundo mediante internet.

Sin apenas recursos financieros se lanzó a por su proyecto. La gente creía que estaba orate y que iba a fallar, mas como buen emprendedor, fue tenaz y incesante. Aprendió solo de qué manera montar una web desde cero y pateó las calles en pos de los primeros clientes del servicio que le ayudasen a arrancar su negocio on line.

En un comienzo comenzó vendiendo jamones de otras empresas, mas al poco tiempo creo su marca, San Jamon, y comenzó a sacrificar unos pocos cerdos de su granja.

Pasados unos años, una esencial empresa le hizo un enorme pedido para Navidad, aportándole la liquidez financiera que precisaba para impulsar su marca y hacerla conocer en toda Europa.

Diez años después, San Jamón y su piase de cerdos, se han abierto paso por todos y cada uno de los mercados de Europa. San Jamón comenzó vendiendo jamón ibérico, chorizo y otros embutidos. Poquito a poco fue incorporando otros productos como queso, vino, aceite de oliva, o bien chocolate…

Los productos de San Jamon, son curados en Guijuelo, por un pequeño artesano de confianza, que “mima” nuestros jamones y embutidos con mucho cariño. Es un secadero natural con una bodega muy original.

Lo que empezó siendo una andanza a solas por Miguel Cepeda se ha transformado en un buen equipo de diez personas.

Mas la “mano derecha” de Miguel Cepeda se compone de cuatro personas.

Miguel Cepeda (Padre) que está al frente de la granja, administra todo el proceso de cría y engorde de los cerdos, se hace cargo del personal de la granja, de la adquisición de cereales para la nutrición de los cerdos, certificados de calidad…

Ahora más orgulloso que jamás de su granja y de su hijo, al fin ve un futuro mejor para el negocio familiar.

Rebeca, con mucha experiencia en el área de finanzas, y tras haber trabajado en grandes compañías en España y USA, administra el departamento de ventas puesto que lo que verdaderamente le agrada es tratar con distribuidores y clientes del servicio. Una apasionada del planeta del vino y una crac con Excel, muy organizada, se hace cargo de sostener al día a nuestros clientes del servicio y asociados con todas y cada una nuestras novedades. Asimismo organiza nuestras importaciones y exportaciones en tanto que le chifla el comercio internacional.

Sero, ha recorrido medio planeta ya antes de decidir cuál sería su profesión. Brooklyn, N. York y Copenhague fueron ciertos de sus destinos ya antes de aterrizar en San Jamón. Encargada del marketing, es un as con el diseño y la publicidad. Controla como absolutamente nadie las confusiones de nuestra página web y su programación. Como buena publicista, aporta diseño y originalidad a la compañía.

María, viene de la industria del vino, ahora trabaja con nosotros y lo combina con un buen jamón. Controla nuestras facturas de adquiere, no se le escapa una. Asimismo es la responsable de nuestros envíos, administra al muchacho del almacén, organizándole con las agencias de transporte. Aparte de todo esto asimismo atiende por teléfono a nuestros clientes del servicio y les ayuda en nuestro correo de atención al usuario.

¡Sí!, semeja increíble, mas logra hacerlo todo.