Torres

Bodegas Torres es una compañía vinícola ubicada en Villafranca del Penedés. Fundada en mil ochocientos setenta por Jaime Torres, en la actualidad es la bodega familiar con mayor extensión de viñedos de su propiedad en la Denominación de Origen del Penedés. En Chile cuenta con la bodega Miguel Torres Chile y en U.S.A., California, Marimar Torres creó en mil novecientos ochenta y seis Marimar Estate. Leer Más

En España, además de la zona del Penedès, asimismo cuenta con viñedos en la DO Conca de Barberá, DO Toro (vino), DO Jumilla, DO Ribera del Duero, DOQ Priorato y más últimamente en DOC Rioja.

Con su firma se comercializan vinos de diferentes variedades, como brandies. Ciertas de sus marcas son Viña Sol, Sangre de Toro, De Casta, Coronas, Atrium y Viña Esmeralda. En brandies son conocidas las marcas Torres cinco y Torres diez, como el Torres veinte premiado en un par de ocasiones como mejor brandy del planeta. Sus vinos se exportan a más de ciento cuarenta países.

La compañía familiar está dirigida por la cuarta generación de Torres. Miguel A. Torres Riese es el presente Presidente y Consejero encargado de la compañía.

Historia

Jaime Torres emigró a Cuba en mil ochocientos cincuenta y cinco. En la isla consiguió una fortuna merced a la floreciente industria petrolífera y al comercio marítimo. En mil ochocientos setenta volvió a su tierra transformado en un hombre rico y se asoció con su hermano viticultor y crearon la compañía en mil ochocientos setenta en Villafranca del Penedés. Una de las ideas de Jaime Torres fue la construcción de una cuba de vino de seiscientos litros, la más grande del planeta en su temporada.

A lo largo de la Guerra Civil De España, la bodega fue bombardeada. Todo quedó en ruinas, incluyendo la enorme cuba. Miguel Torres Carbó, perteneciente a la tercera generación de la saga familiar, reconstruyó en mil novecientos cuarenta la bodega y puso en marcha el negocio. Interrumpió la venta de vino al peso para pasar a comercializarlo en botellas etiquetadas. En el año de la reconstrucción, Miguel Torres al lado de su esposa cruzaron el Océano Atlántico para vender sus vinos. Por aquella temporada se introdujeron las marcas Sangre de Toro, Viña Sol y Coronas. Con la muerte en mil novecientos noventa y uno de Miguel Torres, la bodega pasó a manos su hijo Miguel A. Torres Riese, actual Presidente y Consejero encargado de la compañía. En mil novecientos sesenta y seis se empezaron a plantar cepas importadas: al comienzo Chardonnay y Cabernet sauvignon y, después, Merlot, Pinot noir, Riesling y Gewúrtztraminer.

Desde mil novecientos setenta y cinco Bodegas Torres ha practicado la viticultura ecológica. Por otra parte, durante su historia, Torres aportó 2 cambios particularmente esenciales a la enología: el empleo de la fermentación a temperaturas controladas y la maduración del vino en pequeñas barricas de roble a lo largo de un periodo esmeradamente limitado, como ha sido práctica frecuente en Burdeos.

En mil novecientos sesenta y seis Miguel A. Torres Riese se casó con Waltraud Maczassek, artista alemana que coopera en la venta de vinos Torres en Alemania. El Riesling que comercializa lleva el nombre Waltraud en su honor.
Fincas

El viñedo Pero La Plana, situado en Pacs del Penedès, en la DO Penedés, -que en la Edad Media formaba una parte de los feudos del Conde de Barna-, está plantado con cepas de Cabernet sauvignon, con una edad media de treinta años. Es uno de los primeros en que se cultivó en España con esta pluralidad de uva. Del fruto se realiza el vino del mismo nombre que la finca. La Plana es el día de hoy uno de los vinos tintos de más prestigio mundial, como asevera Julian Jeffs en su libro Vinos de España.
En la senda del Císter, el castillo medieval de Milmanda da nombre a otra finca, de la que procede el vino del mismo nombre, un blanco. Milmanda se vinifica siguiendo métodos tradicionales, por fermentación en barricas nuevas de roble francés. La finca de Milmanda se encuentra en el ayuntamiento de Vimbodí, en la DO Conca de Barberà y tiene quince hectáreas de viñedo.
En la finca Fransola la Sauvignon blanc comparte espacio con parcelas de Parellada. De la combinación de las dos, si bien con predominio de Sauvignon nace el Fransola, que demanda una notable minuciosidad, puesto que una parte de los mostos que son fermentados en barrica y el resto en acero inoxidable, ya antes de su terminante ensamblaje.
Ubicado al lado del histórico monasterio cisterciense de Poblet, el Grans Muralles toma su nombre del viñedo que rodea las murallas de aquel sitio. Variedades históricas prácticamente extinguidas, como las Garró]] y la Samsó comparten tierra con las filas de Garnacha tinta, Monastrell y Mazuelo.
Propiedad de la familia Torres desde mil novecientos ochenta y tres, Pero Borras acoge un viñedo de Pinot noir. Esta pluralidad de uva demanda cultivos de infatigable esfuerzo y una inexorable y severa restricción de rendimientos.
Limitadísima a una extensión de solo 4 hectáreas, la finca que da origen al Torres Reserva Real, tiene una producción muy, muy escasa, que apenas supera las seis mil botellas anuales. Además de esto se realiza solamente en agregues buenísimas.