Vinos Espumosos Prosecco

El prosecco es un vino blanco italiano, por norma general un vino espumoso seco o bien extra seco; en la actualidad solo se realiza desde la pluralidad de uvas glera, previamente conocidas como “uvas prosecco”. La uva glera medran en muchas zonas de Italia, mas para poder realizar prosecco (que es DOC) deben proceder de las zonas de Friuli-Venecia Julia y Véneto, en Italia; de forma tradicional en la zona de Friuli y en todo el Véneto, mas en especial en las áreas cerca de Conegliano y Valdobbiadene, en las colinas al norte de Treviso. Leer Más

El prosecco es conocido por ser el primordial ingrediente del coctel bellini, y se ha vuelto popular últimamente como un substituto más económico y de mejor gusto y calidad para el champán.

Historia

A principios del s. XVI, en Trieste, el vino local llamado “ribolla” fue festejado como la recreación del viejo vino Pucino, citado ya por Plinio el Viejo en su Historia Natural y apreciadísimo por Livia, la esposa del emperador Augusto, por sus propiedades medicinales. La necesidad de distinguir el “Ribolla” de Trieste de otros vinos conocidos por exactamente el mismo nombre que se generaban en Gorizia o bien en la costa de Istria provocó que se le cambiara el nombre a fines de dicha centuria. Siguiendo el sitio de producción a lo largo de la Antigüedad, se le llamó “castellum nobile vinum Pucinum”, en referencia al castillo ubicado en Contovello, muy cerca de Prosecco (al norte de Trieste).

Hasta los años mil novecientos sesenta, el vino espumoso prosecco era por norma general dulzón y apenas distinguible del vino Asti Spumante producido en Piamonte. Desde ese momento, las técnicas de producción han mejorado, llevando a los vinos secos de enorme calidad que se realizan actualmente. Conforme a un documental de dos mil ocho en el New York Times, “el prosecco ha aumentado mucho su popularidad en los mercados fuera de Italia, con las ventas globales medrando en porcentajes de 2 dígitos desde mil novecientos noventa y ocho, ayudado asimismo por su de manera comparativa bajo coste”. Fue introducido en el mercado de Norteamérica en el año dos mil por Mionetto, el día de hoy el mayor importador de prosecco, que asimismo ha señalado una increíble tendencia de desarrollo

El prosecco está protegido como DOC en Italia como Prosecco di Conegliano-Valdobbiadene, Prosecco di Conegliano y Prosecco di Valdobbiadene. Desde dos mil nueve, ha sido promocionado a DOCG.

Producción

Al revés que su primordial contendiente comercial, el vino de Champaña, que usa el procedimiento champenoise, el prosecco se genera usando el procedimiento charmat o bien procedimiento italiano, en el que la segunda fermentación tiene sitio en tanques de acero inoxidable, haciéndolo menos costoso de generar.

Anualmente, se generan más o menos ciento cincuenta millones de botellas de prosecco italiano. En dos mil ocho, el sesenta por ciento del total del prosecco producido se realizó en el área de Conegliano y Valdobbiadene. La producción el año precedente ascendió a trescientos setenta millones de euros. Comenzando en los años dos mil, las uvas prosecco asimismo se cultivan en otros países, como Brasil, Rumanía, Argentina y Australia, mas el vino espumoso conseguido no puede ser llamado prosecco.

Variaciones

El prosecco se genera primordialmente como vino espumoso, así sea en su versión plenamente espumosa (spumante) o bien tenuemente burbujeante (frizzante, gentile’). El prosecco spumante, que se ha sometido a una fermentación secundaria completa, es la variación más cara. Las variaciones espumosas pueden contener uvas pinot blanc o bien pinot gris. En dependencia de su dulzura, los proseccos se etiquetan como “brut” (hasta quince g de azúcar residual), “extra seco” (de quince a veinte g), o bien “seco” (de veinte a treinta y cinco g).

Una versión no espumosa (calmo o bien tranquillo) se realiza asimismo de las uvas glera; sin embargo, solo representa el 5 por ciento de la producción total y prácticamente no se exporta.

Los vinos de producción tradicional del área Conegliano-Valdobbiadene se etiquetan como “Prosecco di Conegliano-Valdobbiadene”, “Prosecco di Conegliano” o bien “Prosecco di Valdobbiadene”, en el caso de los del Véneto, o bien “Prosecco DOC” en el caso de los de Friuli. Los proseccos etiquetados con otra designación no protegida, como “IGT-Veneto”, son frecuentemente más económicos, y de una calidad más variable.

Cartizze Prosecco

La colina de Cartizze es un viñedo a mil m de altura sobre el nivel del mar y ciento siete hectáreas de viñas, propiedad de ciento cuarenta productores. El prosecco de estas uvas, de las que se genera de manera comparativa poco, se considera extensamente como el de más alta calidad, o bien aun el Grand Cru del prosecco. En consecuencia, una hectárea de terreno de viñedo en Cartizze se valora en más de un millón de dólares americanos.

Conforme con una historia legendaria local, las uvas de Cartizze se recogían de forma tradicional tarde, en tanto que las viñas están ubicadas en peldaños empinados y bastante difíciles de alcalzar, lo que hizo a los viticultores descubrir que este periodo prolongado de maduración mejoraba el sabor. No obstante, en una cata a ciegas en la feria de Vinitaly de dos mil seis, el spumante de Cartizze fue clasificado tras el prosecco “normal”.

Consumo

En Italia, el prosecco se goza como un vino para cualquier ocasión. Fuera de Italia, se consume mayoritariamente como temtempié, primordialmente como el champán. Como otros vinos espumosos, el prosecco se sirve frío. A la inversa que el champán, el prosecco no fermenta en botella y se vicia con el tiempo, con lo que ha de ser bebido cuanto antes y preferentemente antes que tenga un par de años.

La mayoría de los proseccos alcanzan su mejor punto cuando son consumidos 3 años tras su recogida, mas los proseccos de alta calidad pueden lograr hasta 7 años.

En comparación con otros vinos espumosos, el prosecco es bajo en alcohol, conteniendo un once o bien doce por ciento de alcohol por volumen. El sabor del Prosecco se ha descrito como intensamente aromatizado y fresco, evocando la manzana amarilla, la pera, el melocotón blanco o bien el albaricoque. Al revés que el champán, apreciado por su rico sabor y complejos aromas secundarios, la mayoría de las variaciones de prosecco tienen intensos aromas primarios y están concebidos para que sepan fresco y ligero.

Frecuentemente, el prosecco se sirve sin entremezclar, mas asimismo aparece en bastantes mezclas. Era el ingrediente original del coctel Bellini y el Spritz, y asimismo puede sustituir al champán en otros cócteles como la mimosa. Con vodka y sorbete de limón, el prosecco es asimismo un ingrediente del coctel italiano sgroppino.