Fireball

La inspiración de Fireball. El whisky canadiense penetra en España con su potente sabor a canela picante, un sabor divino que en garganta supone el comienzo de un caluroso trago que termina siendo, en honor a su nombre, una genuina bola de fuego. Leer Más

La bebida se ha transformado en una tendencia en el mercado estadunidense, donde sus ventas han pasado de tres con cinco millones a más de sesenta millones de botellas en los últimos cinco años, transformándose de esta manera en la tercera marca de spirit preferida entre los jóvenes norteamericanos, la primera si charlamos de chupitos. En España, Fireball ya es el chupito de tendencia.
Fireball fue vanguardista entre los espiritosos del planeta merced a su novedoso ingrediente: la canela picante. El proceso es de lo más sencillo: se sirve en chupito helado, para crear un intenso contraste entre el frío y su toque condimentado picante. Y si lo que se quiere es dar ese toque de sofisticación y distinción, una rodaja de limón supone el conclusión a una noche (o bien día) de diversión.