Macallan

Easter Elchies House, construida en 1700, es un genial ejemplo de casa señorial propia de la zona de las Highlands. La finca de The Macallan se halla ubicada en una zona de gran belleza natural. Sus dimensiones y diversidad son únicas entre las destilerías y su administración se efectúa en armonía con el precioso paisaje que la rodea. Leer Más

La finca tiene una extensión de ciento cincuenta y ocho hectáreas, de las que treinta y seis se siembran en primavera con nuestra exclusiva pluralidad de avena Minstrel para la preparación del whisky The Macallan. Este es el hogar de ovejas y vacas de las Highlands, y los bosques, los beetle banks (caballones), las zonas de cultivo no cosechadas y de yerba no cortada promueven la biodiversidad. El río Spey, uno de los ríos de salmones más conocidos de Escocia, limita con la finca por el sur y el sureste.
Los alambiques inusualmente pequeños de The Macallan son los más pequeños de Speyside. Su tamaño y forma únicos dan el máximo contacto con el cobre, lo que ayuda en la concentración del destilado de nueva creación y aporta la viscosidad y los deliciosos sabores intensos y afrutados tan propios de The Macallan. Contamos con catorce de estos pequeños alambiques de cobre, cada uno de ellos de ellos con una capacidad inicial de tres mil novecientos litros. Estos alambiques son tan conocidos que aun aparecen en el dorso de los billetes de diez £ del Bank of Scotland.
Solo empleamos el dieciseis por ciento de la instilación final de los alambiques para completar nuestras barricas de roble. Solo lo mejor de lo mejor.
Esta pequeña parte o bien “corte” es excepcionalmente distinguida y una de las más reducidas del ámbito. Es la responsable primordial de la deliciosa intensidad del destilado de nueva creación de The Macallan. Este líquido cristalino se recoge de los alambiques con una graduación media de sesenta y nueve con ocho por ciento de volumen de alcohol. Este destilado de nueva creación fuerte y con carácter es el punto de inicio de todos y cada uno de los The Macallan.
The Macallan invierte más para conseguir, fabricar, sanar y cuidar sus barricas que cualquier otra marca de whisky single malt
Nuestras barricas de roble son las primordiales responsables de la excepcional calidad, los colores naturales y los inconfundibles aromas y sabores de The Macallan. Realmente, la barrica en la que se añosa el whisky determina el sesenta por ciento de su sabor. Por esta razón, en The Macallan efectuamos una mayor inversión que cualquier otra destilería para conseguir, fabricar, sanar y cuidar nuestras barricas. Las barricas de roble de España curadas con jerez aportan aromas y sabores de naranjas con chocolate, frutas secas y condimentas. Las barricas de roble americano curadas con jerez aportan eminentemente notas de cítricos dulces, condimentas suaves, vainilla y ligeros aromas y sabores de roble. Por su lado, las barricas de roble americano curadas con bourbon aportan aromas y sabores de cítricos dulces, coco y roble.
La extensa gama de colores de los whiskies The Macallan procede solamente de la madera de nuestras inusuales barricas de roble

Todos los tonos de los whiskies The Macallan que son embotellados en la destilería son naturales. Solamente la interacción del destilado de nueva creación con el roble de las barricas de añejamiento aporta la extensa gama de colores naturales de todos y cada uno de los whiskies, desde el roble claro a la caoba más obscura. Estos colores naturales continúan constantes, a la inversa de lo que pasa con los colores artificiales, que se oscurecen con relativa velocidad con la luz intensa del sol. Es precisa una enorme habilidad por la parte del profesor destilador para lograr la homogeneidad del color en todas y cada una de las botellas.
Un whisky inigualable. De los mejores del planeta
Desde sus humildes inicios en mil ochocientos veinticuatro, The Macallan ha pasado de ser una pequeña empresa local a conseguir reconocimiento internacional sobre la base de una atención incesante y resuelta a la calidad. El profesor destilador y su equipo prueban miles y miles de muestras todos los años para crear las expresiones The Macallan reconocidas en el mundo entero. Esta exigente labor, así como la combinación de diferentes barricas para conseguir distintas expresiones, es el último paso para crear este whisky, realmente de los mejores del planeta.