The Glenlivet

The Glenlivet es una de las etiquetas de mayor prestigio en los whiskies escoceses de una sola malta y desde el instante en que nació ha estado en continua evolución. El origen nos remonta a la region de Speyside, en Las Tierras Altas Escocesas. A principios del siglo XIX había cerca de doscientos destilerías ilegales en Glenlivet y sus productos eran consumidos por los Lords, que lo llamaban “the real stuff”. En mil ochocientos veintidos George IV visita Escocia y prueba el whisky local, lo que catapulto el producto a la legalidad. Leer Más

En 1824, George Smith fundo la destilería que años después se llamaria The Glenlivet, consiguiendo la primera licencia de todo Escocia para generar whisky.

Smith eligio un lugar al lado del Josie´s Well, del que empleaban, y hasta el día de hoy emplean el agua para la elaboracion de sus productos, en el val más desolado de la zona. La destilería próspera y de la mano del bisnieto del creador, The Glenlivet cruzaría el Atlántico para transformarse en el Single Malt numero uno de USA.

Uno de los más consumidos es The Glenlivet doce años, un whisky de malta procedente de una sola destilería, de ahí su denominación de single malt.

Jim Cryle es el Master Distiller y un año tras otro consigue maltas de expresión única. Exactamente las mismas se añejan en barricas de roble americano, que ya han sido utilizadas para Bourbon, aportando las habituales y propias notas de vainilla y coco.

Tiene un color dorado vivo y refulgente, aromas florales y frutales y un cómputo perfecto entre carácter y elegancia. En nariz, y en estado puro, se perciben manzanas y peras aparte de notas tropicales, y conforme se abre, van surgiendo notas de albaricoque y aromas propios de la crianza.

Con el agregado de agua, ganan estrellato las notas torradas y de flores blancas, como el jazmin.

En boca, el ataque es sedoso, con aromas frutales y almendrados, y un final condimentado con notas de jengibre. Es un single malt ideal para instantes de relax, con postres frutales o bien otros preparados con frutos secos. Asimismo un whisky ideal para quienes se comiencen en el alucinante planeta de los single malts.